Seleccionar página

Los carnavales de Canarias son uno de los eventos más famosos y conocidos en el mundo. El color y la fantasía invaden las islas y la música suena en cada rincón del archipiélago. Pero además de los cosos, las murgas y las galas de elección de la reina, en Canarias hay carnavales más tradicionales que nos muestran las costumbres y creencias que llegaron desde el otro lado del Atlántico y que se han convertido en verdaderos iconos culturales.

 

Los carneros de Tigaday en El Hierro

Es una de las manifestaciones culturales más auténticas de Canarias. No tienen un origen claro, pero tiene parecido con otras fiestas que tienen lugar en el norte de África. El Boujelud (fiesta del cordero) es una festividades muy importante en la cultura bereber, por lo que los Carneros podrían ser una tradición de origen prehispánico. Los carneros herreños salen a la calle el domingo y martes de carnaval conducidos por ‘el loco’, que hace de pastor de este rebaño humano. Son jóvenes vestidos con pieles de animales, cornamentas y con sus brazos y piernas cubiertas de betún.

 

 

Los Indianos de Santa Cruz de La Palma

Son uno de los carnavales más conocidos de las islas, y cada año gana adeptos. La lluvia de polvos talco por las calles de Santa Cruz de La Palma no dejan indiferente a nadie. Hace referencia a las comitivas de bienvenida que recibían los emigrantes que regresaban con fortuna a las islas desde Sudamérica. Entre las nuevas costumbres que traían estaba la de empolvarse la cara con talco para aclarar la piel. La Negra Tomasa es un personaje popular en este evento, parodiando a  los antiguos criados afroamericanos que venían con los emigrantes. Hay que ir vestido de blanco, beige o crema y de manera elegante, sin olvidar polvos de talco como arma arrojadiza.

 

Los Buches de Arrecife

Se trata de una tradición marinera que combina los ritos de fecundidad con la música tradicional canaria. La parranda Los Buches encabezan  cada año el coso del Carnaval de Arrecife interpretando viejas canciones marineras. El elemento principal son los buches, que en realidad son las vejigas natatorias de pescado secas e infladas con las que los miembros de la parranda golpean a los asistentes. Los Buches son un ritual de ‘inversión de roles’ que permitía a los marineros y pescadores de la ciudad vestirse comolas gentes del campo y portarse mal durante las fiestas. Los Buches ocultan sus caras con máscaras que hasta hace unos años eran de cartón y que hoy en día se elaboran con tela metálica pintada.

 


Los mataculebras del Puerto de la Cruz

Los mataculebras ponen de manifiesto las  relaciones culturales entre Canarias y América. El ritual del Mataculebra llegó a Tenerife a finales del siglo XIX de la mano de emigrantes retornados desde Cuba que trajeron consigo estos bailes de las sociedades secretas de esclavos negros que luchaban contra la esclavitud. En estos bailes, un grupo de hombres negros son comandados por un mayoral blanco armado con un látigo, intentan matar una culebra que simboliza al diablo mientras entonan una letanía repetitiva. Tiene lugar cada lunes de Carnaval y es uno de los actos centrales en el Puerto de la Cruz.

 

Como pueden ver las islas cuentan con carnavales para todos los gustos, así que lo único que falta es tener ganas de disfrutar y salir a la calle. ¡¡ Feliz Carnaval !!

 

Fotos del texto:

canarias7.es

diariodeavisos.es

twitter (Ayto. Frontera)

gobiernodecanarias.org

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones