El islote o isla de Lobos se encuentra al noreste de Fuerteventura, en el conocido como estrecho de La Bocaina. Recibe su nombre de las focas monje o lobos marinos, que vivieron en sus costas hace tiempo. Su montaña más alta es La Caldera con 127 metros de altura y la isla en sí tiene tan sólo 4,5 kilómetros cuadrados.

Tiene unos 6 km² de superficie y unos 13 km de litoral. El islote puede verse claramente desde Corralejo, y en días muy claros desde la costa sur de Lanzarote. En 1982 fue declarada Parque Natural del Islote de Lobos, y desde enero de 2019 el acceso a la isla se ha limitado. 400 personas diarias divididas en turnos de mañana y tarde para intentar minimizar el impacto ambiental que se estaba produciendo por el turismo masivo que acudía cada día a la isla.

Para poder entrar en el islote debes solicitar un permiso obligatorio que puede reservarse con 3 días de antelación. Los permisos se pueden solicitar para un máximo de 3 personas y como hemos dicho antes debes elegir el horario de visita: horario de mañana (de 10 a 14 horas) o bien en horario de tarde (de 14:00 a 18:00 horas).

Si eres un amante de la naturaleza este será tu paraíso. Tendrás la oportunidad de realizar diferentes actividades. Sus aguas cristalinas invitan a practicar snorkel y es que además estos fondos marinos están declarados reserva marina y contienen una gran riqueza ecológica. La isla cuenta con  dos zonas de baño: La Concha y el Puertito. Con tus gafas y tubo podrás ver divertidos bandos de peces, las famosas viejas y si tienes suertes quizás alguna estrella de mar. ¡Te aseguramos que no vas a querer salir del agua!

Si te gusta el senderismo, esta isla también es para ti. Cuenta con un recorrido circular muy bien señalizado en el que descubrirás los rincones más curiosos en unos 8km de caminata. En tu camino encontrarás pequeñas playas, el faro de Martiño que estuvo habitado hasta 1968 por un farero, o podrás subir a lo alto de su caldera. ¡Desde aquí las vistas son espectaculares!

Cuenta con más de 130 especies vegetales y varias especies de aves entre las que destacan la gaviota argéntea, la avutarda (hubara) y la pardela cenicienta. Como ves este pequeño islote lo tiene todo para pasar un día en contacto con la naturaleza.                               

¿Te animas a visitarlo?

 

 

Fotos:

  • Civitatis.com
  • Revista Nu2
  • Blog.vueling.com

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones