-->

La casa de los Coroneles, también conocida como Casa de la Marquesa se encuentra en el municipio de La Oliva en la isla de Fuerteventura. Se trata de uno de los monumentos históricos más emblemáticos de las islas.

La construcción data de la segunda mitad del siglo XVII. Fue destinada a residencia oficial del coronelato (poder que ejerció el dominio militar en la isla) siendo en aquella época Ginés de Cabrera Bethencourt.

Se trata de una edificación que destaca en el paisaje debido a su gran tamaño. Representa el poder militar y civil que gobernó en la isla durante el régimen de señorío. La mansión se planificó tomando como modelo las viviendas domésticas canarias de los centros urbanos. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1979.

Dentro de su arquitectura y además de su gran tamaño, destacan las almenas que rematan las dos torres de la fachada principal. Estas resaltan el poder militar que se ejercía en la isla desde la mansión. La fachada principal se encuentra orientada hacia el norte. En ella encontramos un grupo simétrico de ocho balcones de madera, que se completa con otro cerrado en una fachada lateral, todos de estilo tradicional canario.

En la estructura de la casa destacamos los tres patios. Uno de ellos es el centro desde el que se articula todo el resto de dependencias, los otros son superficies de servicio y de apoyo a las labores agrícolas. En el costado este del patio se abre una escalera, con peldaños en piedra de Tindaya y cierre en armadura mudéjar de par y nudillo. El patio disponía de una pajarera en el centro y azulejos en la zona baja que hoy han desaparecido.

Cuenta con dos plantas, la primera, es la zona residencial, donde se encuentran las dependencias privadas del coronel y de su familia. En la planta baja se repartían los servicios, granero, cuadras, despachos y otras dependencias destinadas a uso militar. El edificio cuenta con una pequeña capilla privada ubicada en la segunda planta.

Alrededor de la casa y formando parte del conjunto arquitectónico encontramos cinco tipos de espacios diferentes:

–          Plaza de armas. Frente a la fachada principal, al norte de la Casa.

–          Edificaciones tradicionales. Dos pequeñas casas anexas a la casa principal.

–          Caballerizas.

–          Explanada de actos.

–          La rosa del coronel. Entorno agrícola que rodea al conjunto arquitectónico..

Dado que el rango de coronel en aquella época era hereditario, estas instalaciones se encontraban al servicio de la familia de los coroneles que poseían el poder señorial en la isla.

Hoy en día la casa se ha convertido en museo en el que existen exposiciones permanentes y temporales que pueden visitarse durante todo el año. Sin duda es un lugar diferente en el que conocer mucho más sobre la historia de las Islas Canarias que no podemos dejar de recomendarte.

 

 

Fotos:

- radiosintonia.com
- noticiasfuerteventura.com
- bienmesabe.org
- viajealatardecer.com

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones