Seleccionar página

En Septiembre tiene lugar uno de los eventos que más personas mueve en la isla. La Romería de los Dolores es un evento en el que se juntan devoción, artesanía, tradición, folclore y diversión. Un evento que no entiende de edades y que llama a gente de todas las islas.

La Virgen de Los Dolores, patrona de Lanzarote, es capaz de hacer que todo el mundo vaya en peregrinación hasta Mancha Blanca, lugar en el que se encuentra su ermita. Su capacidad de congregación es tal que desde principios de Septiembre comienzan a verse romeros cumpliendo sus promesas. Año tras año se repite la misma estampa.

Este año la romería tendrá lugar el sábado 14 de Septiembre y como ya es tradición partirán carretas y romeros desde Tinajo hasta Mancha Blanca para dar sus ofrendas a la virgen. Todo ello acompañado de parrandas y grupos folclóricos que pondrán el ritmo a este día festivo. Tendremos la oportunidad de ver los diferentes tipos de trajes típicos no sólo de Lanzarote sino del resto de islas.

Los timples sonarán al compás de isas y folías, mientras los romeros compartirán roscas, queso, pejines y vino. Los hombres con su “cachorro” y las mujeres con su “sombrera” llenarán los paisajes de Lanzarote, y todos los caminos llevarán ese día a Mancha Blanca.

Cuenta la historia que la ermita de Los Dolores se construyó allí, ya que fue allí donde la virgen paró la lava del volcán. El pueblo de Tinajo vivía días amargos debido a las erupciones que estaban aconteciendo en Timanfaya y que se acercaban cada vez más poniendo en peligro la vida de los habitantes del pueblo.

El padre Guardián fue quien a primeros de abril de 1736 convocó una procesión, para dirigirse a Mancha Blanca. Portaban un cuadro con la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, que se hallaba en la iglesia de San Roque. Llegaron hasta la montaña de Guiguan; donde, después de rezos y plegarias prometieron a la Virgen construirle una ermita si paraba los ardientes ríos de lava que amenazaban con sepultar el pueblo.

Aún a costa de perder la vida uno de los vecinos se adelantó cuanto pudo y clavó una cruz de tea al borde del río de lava. Mientras que el resto de los vecinos siguieron rogando a la virgen compasión. La lava seguía su camino, cuando de pronto, y a los pies de la Cruz que había clavado aquel vecino, la lava se detuvo. Al grito de “Milagro, Milagro” la gente festejó el que la Virgen hubiera escuchado sus ruegos y alejara el peligro. 

En homenaje a ella le hicieron la ermita que hoy en día es punto de parada obligada en tu paso por Mancha Blanca. Una ermita humilde que transmite los valores, las tradiciones y el respeto del pueblo conejero.

La devoción por la virgen se ha mantenido durante décadas y en su semana grande, además de la Romería, tienen lugar actos como la Feria Insular de Artesanía. Este año celebra su XXXII edición y en la que pueden encontrarse artesanos de Lanzarote, del resto de islas y, muchas veces, de otras regiones de España que vienen como invitados. Y el XXXI Memorial “Folclórico Nanino Díaz Cutillas” que este año se celebrará el 13 de Septiembre, donde grupos de folclore de todas las islas animan a los asistentes con su música tradicional y folclórica. 

Foto de portada: canariasactual.com
Fotos de:
- MassCultura.com
- Alsolajero.com
- CabildodeLanzarote.com
- LaProvincia.es

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones