El timple es sin duda el elemento musical más representativo de Canarias, siendo imprescindible su presencia en muchos festejos folklóricos de las islas. Se trata de un instrumento de cuerda pulsada, muy parecido a una guitarra, pero más pequeño, de apenas unos cuarenta centímetros, hecho de madera y nylon. Normalmente es de cinco cuerdas, aunque existe una variante de cuatro, de seis, e incluso de doce. De sonido agudo y muy sonoro, se toca tradicionalmente rasgueando con la mano derecha.

Está formado tres partes bien diferenciadas: 

  • Caja: Aquí se encuentra la boca, la tapa armónica y la puerta inferior
  • Mástil o brazo: en esta zona se ubican los trastes y el diapasón
  • Clavijero: en este lado se sitúan las clavijas y la cajilla.

 

​Sus orígenes:

El origen del timple se debe a la convergencia de distintas culturas que se dieron en las islas tras la conquista, entre ellas, la portuguesa, la española, y la africana. Durante el siglo XVI, fueron muchos los esclavos procedentes de África que llegaron al archipiélago, por lo que su presencia pudo servir de inspiración para su creación. Sin embargo, la mayoría de fuentes sitúan la primera referencia en la época del Renacimiento europeo y sobre todo en la influencia del laúd barroco. Tuvo gran popularidad y tradición sobre todo en las islas orientales, llegando más tarde a las occidentales.  Se empezó a fabricar en el siglo XIX, y era conocido inicialmente como “tiple” o “camelillo”, debido al abultamiento de su tapa posterior, que recuerda a la joroba de un camello. Esta característica diferencia al timple de otros instrumentos similares, dándole además una mayor resonancia.

Casa Museo del Timple:

Los primeros constructores estables de timple los encontramos en Lanzarote. Es precisamente en esta isla, concretamente en la Villa de Teguise, donde se encuentra la Casa Museo del Timple, dirigida por Benito Cabrera, uno de los timplistas más famosos y reconocidos.

Este espacio cultural nos permite ver una amplia colección de timples, su proceso de construcción, recreando un taller artesanal, así como conocer en profundidad el folklore de la isla. Además ofrecen un amplio programa de actividades como conciertos, cursos y charlas, y todo en un entorno de gran interés arquitectónico, el Palacio de Spínola.

El timple en la actualidad:

Hoy en día el timple sigue estando muy presente en muchas romerías a través de las distintas parrandas, en las que suele servir de acompañante. Sin embargo, cada vez cobra más protagonismo también como instrumento solista, gracias a nuevas generaciones de timplistas, utilizándose en diferentes estilos musicales, ya sea para interpretar música barroca, contemporánea, jazz o pop. Todos ellos hacen que el timple continúe aún muy vivo y aún siga siendo el icono musical por excelencia del folklore canario.

 

Fotos:
  • laspalmasgc.es
  • musicalaspalmas.blogspot.com
  • noticiasfuerteventura.com
  • saposyprincesas.elmundo.es
  • teguise.es
  • teldeactualidad.com

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones