Seleccionar página

Cada pueblo, cada cultura tiene arraigadas unas tradiciones que con frecuencia se transmiten también en su gastronomía. Según la festividad o la época de año se preparan unos platos u otros. Y en Lanzarote no iba a ser menos. Cada Navidad, las casas se impregnan de un aroma dulce: las truchas de batata

Unas empanadillas rellenas de batata que según el hogar se le añaden ciertos ingredientes para que adquieran un sabor característico. Incluso en muchas casas, hacen su propia masa de empanadilla, lo que lleva a reunir a gran parte de la familia para ayudar en el proceso. Lo cual hace que más que nunca durante estas fechas la familia se reúna.

Nosotros te animamos a que si pasas estas fechas en la isla, no dudes en probar este dulce manjar. Aunque no solo hay de batata, también las encontrarás de calabaza o cabello de ángel. Pero nosotros hoy te traemos la receta del relleno más tradicional, para que te lleves contigo este recuerdo y te animes a prepararlas en casa. Toma nota.

Truchas de batata

Ingredientes:

1 batata

1 rama de canela

Anís en grano

Una pizca de sal

El zumo de una naranja

Ralladura de un limón y de una naranja

4 cucharadas de azúcar

Canela en polvo

Almendras troceadas

Pasas

Empanadillas

 

Sacamos las empanadillas de la nevera.

Ponemos agua en un caldero. Pelamos la batata, la troceamos y ponemos en el caldero con la rama de canela, anís en grano al gusto y una pizca de sal. Una vez que esté guisada, la pasamos por el pasapuré y lo ponemos en una hondilla. Cogemos las almendras y las pasamos por una sartén para tostarlas un poco. Las incorporamos a la hondilla junto con el zumo de naranja, las ralladuras, el azúcar (que podemos sustituir por edulcorante), la canela en polvo y las pasas.

Mezclamos todo bien y ya tendremos nuestro relleno listo.

Separamos las empanadillas y le ponemos el relleno. No las llenes mucho o se rebosarán. Para cerrarlas bien, moja la yema de los dedos con agua y pásala por la orilla, la cerramos y sellamos bien con la ayuda de un tenedor.

Calentamos aceite en una sartén, las freímos (con cuidado de que no se quemen) y las ponemos en un plato con servilletas para escurrir el exceso de aceite. Espolvoreamos con un poco de azúcar por encima y ya las tendremos listas. 

Te aseguramos que no te durarán mucho en el plato. Una auténtica delicia navideña. ¡Ponte el delantal y a la cocina! 

 

 


Fotos de:
- http://www.cupcakesparatodos.com
- https://www.forocoches.com/
- https://cookpad.com

 

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones