Seleccionar página

La planta de Aloe Vera es muy conocida y es de las variedades de Aloe que más se cultivan. Como ya sabemos, el gel del interior de sus hojas tiene variedad de propiedades. Es conocido en el mundo de la cosmética por la gran cantidad de beneficios que aporta tanto a nuestra piel como a nuestro organismo. Se utiliza en tratamientos tópicos para pieles irritadas, ya sea por quemaduras solares, heridas o por algún otro daño externo. 

El gel que se encuentra dentro de la planta ayuda a aliviar el escozor causado por las quemaduras. También es muy efectivo en el cuidado de las heridas por sus propiedades calmantes, anti bacterianas y regeneradoras.

El sol es muy necesario en nuestras vidas porque interviene tanto en la síntesis de vitamina D (necesaria para el fortalecimiento de los huesos), como en la recuperación de algunas enfermedades ya que nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo. A pesar de ello, debemos tener mucha precaución a la hora de exponernos a él y hacerlo siempre provistos de protección solar.

 

 

El verano ya está aquí y con él las prisas por coger el tan ansiado moreno. Sin embargo, no debemos olvidarnos de cuidar tanto la protección como la hidratación de la piel, ya que con el calor y el sol se produce una mayor deshidratación y descamación. En este punto es donde el Aloe Vera juega un papel importante, pues es determinante una vez hemos expuesto nuestra piel al sol.

Su gran capacidad regeneradora lo hace indispensable si se han sufrido quemaduras solares, además de que ejerce una acción calmante y se encarga de hidratar nuestra piel. El gel de Aloe Vera se absorbe muy rápido y nos produce un alivio casi inmediato. Es un remedio perfecto, ya que, además del poder anti-inflamatorio, posee una extraordinaria capacidad de regeneración celular y cicatrizante. Y esto es muy importante durante todo el verano, época en la que se sufren quemaduras o exposiciones muy prolongadas al sol. 

El aloe también evita la aparición de ampollas y descamaciones o peladuras de la piel. Algo que suele resultar bastante incómodo y antiestético. El uso de gel o crema de aloe vera también  ayuda a prolongar el bronceado durante mucho más tiempo.

En Lanzarote puedes visitar sus museos. Allí, además de encontrar diferentes productos elaborados de manera natural con la planta, te contarán cómo utilizarlo y seguro que te darán más de un consejo que no conocías.

Así que ya sabes, utiliza un buen protector solar, y como aftersun no dudes en usar tanto gel como crema de aloe. Sin duda notarás sus beneficios y tu piel lucirá mucho más bonita y cuidada.

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones