Seleccionar página

En nuestro afán por dar a conocer Lanzarote de una forma diferente, hoy te llevamos a la zona de El Jable para disfrutar de las aves esteparias que se pueden encontrar en esa zona. El avistamiento de aves es cada vez más conocido en las islas ya que cuentan con una gran cantidad de aves que hacen que sea un reclamo para aquellos amantes de la ornitología.

La zona de El Jable se encuentra en la llanura que une los pueblos de Caleta de Famara y Soo. Se trata de un ecosistema semidesértico de gran valor cultural, agrario y biológico, formado por la acumulación de arenas de origen marino. Se cree que el término jable deriva del francés “sable” que significa arena, en este caso de origen  animal. Esta arena es el resultado de triturar las conchas marinas que cuando llegan a tierra vuelan, entran en la isla y son transportadas por los vientos desde la Playa de Famara hasta Guacimeta.

El Jable es el hábitat principal de las aves esteparias que conviven en esta zona que está incluida en la zona  ZEPA de los Islotes del norte de Lanzarote y Riscos de Famara (Red Natura 2000). Es uno de los enclaves de mayor representación de las aves esteparias de Canarias como son: Corredor sahariano (Cursorios cursor), la Avutarda hubara (Chlamydotis undulata fuerteventurae) o la Terrera marismeña (Alaudala rufescens polatzeki).

Son aves que saben camuflarse muy bien por lo que para su avistamiento se requiere un poco de paciencia y sobre todo respeto. No salirse de los caminos que ya están marcados, no hacer ruidos e ir de manera tranquila y silenciosa te permitirá disfrutar de estas aves singulares.

 

La hubara canaria es una de las tres subespecies de avutarda hubara. Se distingue de las otras dos subespecies por ser de menor tamaño, de colores menos arenosos y tener el dorso más oscura y con más manchas.​ Mide entre unos 55 y 65 cm de largo, por lo que es el ave de mayor tamaño entre las nativas del archipiélago canario.

En época de cría los machos toman el territorio para el cortejo y los defienden de los demás machos.  Durante este periodo ambos sexos tienden a estar solos y solo se juntan para el apareamiento. El cortejo tiene lugar de diciembre a marzo. Los machos exhiben el plumaje de su cabeza y pecho pavoneándose en círculo o línea recta. Es un espectáculo poder ver in situ el cortejo de estas aves.

 

El Corredor sahariano  es un ave limícola de aspecto peculiar y de patas  largas, que suele desplazarse por el suelo a gran velocidad con la cabeza baja. Los adultos son de un color terroso uniforme poco llamativo, del que solo destaca una marcada ceja doble, blanca y negra, que se une en la nuca formando una “V”. La cara inferior de las alas es negra. Los jóvenes lucen un plumaje de aspecto escamoso, con abundante moteado en el cuello y la cabeza, y la ceja bicolor característica de los adultos resulta en ellos poco llamativa.

Así que ya sabes, ponte ropa fresca y de colores neutros, protégete del sol, agua y unos prismáticos son todo lo que necesitas para patearte El Jable y disfrutar del avistamiento de aves esteparias. ¡ Seguro que vivirás una experiencia única!

 

 

Fotos:

  • volcanobirds.com
  • seo.org
  • verdeaurora.com
  • cabildodelanzarote.org
  • blog.fuertecharter.com

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones