-->

Visitar Betancuria es volver al pasado, y conocer apasionantes capítulos de la historia de Canarias. Considerada la primera ciudad del Archipiélago tras la colonización de los europeos, encabezados por Jean de Bethencourt, a quien debe su nombre, esta localidad se encuentra situada en un valle interior. Esto se debe a la fertilidad de la zona, con agua y riqueza vegetal, y sobre todo, a un mejor posicionamiento para defenderse ante los ataques de piratas.

En el año 1410 se construyó la iglesia de Santa María, la primera catedral de las islas y la única parroquia en Fuerteventura hasta el siglo XVIII. En torno a ella se fue articulando la ciudad, con casas señoriales y normalmente de dos plantas en la zona centro, y de una sola en las más alejadas con viviendas de arquitectura más modesta.   

Tras la conquista, se convirtió en la capital de la isla hasta que la perdió definitivamente en el año 1834. En esa época iban ganando poder otros núcleos que empezaban a tener un importante desarrollo económico como Pájara, La Oliva, Antigua o Puerto Cabras (conocido actualmente como Puerto del Rosario).

Durante muchos años Betancuria fue el centro del comercio local y sobre todo de la producción artesanal de la isla. Sus habitantes usaban las materias primas que obtenían en el pueblo para fabricar herramientas y utensilios necesarios en su vida diaria. De ahí que en este rincón de Fuerteventura sea muy famosa la alfarería, la cestería o el calado. Aún hoy quedan algunas personas dedicadas a estas labores, que se han ido transmitiendo de generación en generación, pudiendo encontrar a cesteros, caladoras y ganchilleros.

¿Cuáles son los lugares de interés de Betancuria?

Betancuria cuenta con muchos rincones que bien merecen una visita. Uno de ellos es el Convento de San Buenaventura, que se fundó en 1416 y perteneció a la orden franciscana. Aunque gran parte de este edificio fue arrasado, aún se conservan dos pequeños retablos de cantería.

Otra forma de conocer la historia de esta villa es a través de sus museos. Uno de los más conocidos es el de Arte Sacro, que cuenta con una importante colección de pinturas, esculturas, vestidos sacerdotales y piezas de orfebrería. También es destacable el Museo Arqueológico, destinado a la cultura aborigen y al mundo espiritual.   

Pero si lo que deseas es llevarte de recuerdo una buena foto panorámica de este municipio, te recomendamos que visites cualquiera de sus dos miradores. Nos referimos al Mirador  Morro Velosa, y el de Guise y Ayose. Ambos nos regalan hermosas vistas de llanuras, volcanes y pueblos dispersos en el centro y norte de la isla.

La villa es un lugar ideal también para hacer senderismo, existiendo diferentes rutas, algunas de ellas interconectadas con pueblos de otros municipios. Una de las más conocidas es la que va desde la Vega de Río Palmas a la presa de Las Peñitas, terminando en el impresionante Barranco del Malpaso. Y si deseas pasar un día de descanso por aquí al aire libre, te recomendamos visitar el merendero El Pinar de Betancuria, uno de los más completos de la isla.

Como ven, Betancuria ofrece un sinfín de atractivos para visitarla. Nosotros cada semana te ofrecemos la oportunidad de hacerlo en diferentes excursiones, tanto desde Fuerteventura como de Lanzarote. Así podrás conocer la belleza de esta histórica localidad y muchas de las tradiciones y costumbres que aquí aún conservan.  

 

 

Fotos:

  • noticiasfuerteventura.com
  • mibauldeblogs.com
  • bloghalconviajes.com

¡ No te pierdas ninguna de nuestras promociones !

Suscríbete a nuestro boletín y recibe en tu buzón nuestras mejores ofertas y promociones